Que visitar en Marsella

Qué visitar en Marsella 2024 + MAPA

¡La puerta de entrada a la Riviera Francesa! Explora el encantador Vieux Port, maravíllate ante la Notre Dame de la Garde y embárcate hacia el Parc National des Calanques. Aquí tienes la lista definitiva que lugares que visitar en Marsella y las actividades más chulas.

provenza - Guía marsella

Qué ver en Marsella: 22 lugares que visitar

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia después de París, la capital de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul y la ciudad más antigua del país. ¡Un montón de cosas! Conocida como el puente entre el norte de África y Europa, Marsella es una ciudad que destaca por sus hermosas aguas azules y un casco antiguo precioso. Pero hay más, de hecho, da para varios días. Por lo que, alojarse en Marsella, siempre es buena idea. ¡Pero vamos al lío! Tengas el tiempo que tengas, aquí tienes las cosas más interesantes que hay que ver en Marsella, así que podrás elegir según tus gustos y estilo de viaje. Al final, como siempre, tienes un mapa interactivo con todas las atracciones turísticas marcadas (así te lo puedes llevar de viaje).

Qué ver en Marsella

1. Le Vieux Port

Marsella es una de mis ciudades favoritas de Francia. El Puerto Viejo es impresionante y está lleno de la energía, lo que cabria esperar cualquier ciudad portuaria animada. Rodeado de edificios históricos y lleno de barcos de pesca y embarcaciones de recreo, el puerto parece haberse detenido en el tiempo. ¡Y debería ser así, ya que el Puerto Viejo de Marsella data del 600 a.C.! El antiguo fuerte se alza orgulloso al borde del agua y las catedrales miran hacia abajo sobre la plaza principal. Además de los modernos bistrós y cafés que bordean los bulevares, parece que podría ser el escenario de una película de piratas. Es fácil imaginar cómo era en el siglo XVII, cuando los bergantines llegaban al Vieux Port llenos de marineros, y parece que no ha cambiado nada. Al visitar el Puerto Viejo, te sugiero tomar algo en alguna terraza: una copa de vino espumoso acompañada de mejillones frescos. ¡No hay mejor manera de empezar un viaje en Marsella!


Qué visitar Marsella

2. Notre Dame de la Garde

Esta iglesia es uno de los hitos más famosos de Marsella, situada en la cima de una colina con vistas a la ciudad y al mar. Se accede más fácilmente en bus, ya que ir a pie implica enfrentarse a la agotadora subida hasta la cima. Hay autobuses que salen cada veinte minutos aproximadamente desde el Vieux Port y te llevan directamente a las puertas de la iglesia. La visita es gratuita, y tanto el interior de mosaicos como las hermosas vistas de la ciudad son preciosas.


Lugares que visitar en Marsella

3. Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MUCEM)

Con vistas al puerto, se encuentra el Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo, también conocido como MUCEM. Es un museo importante que alberga objetos que detallan la cultura mediterránea y su influencia en la región. La arquitectura del edificio, de estilo contemporáneo, constituye un interesante contraste con el puerto adyacente, bordeado de edificios históricos. El recinto del museo incluye tres secciones: el Fuerte Saint-Jean, el J4 y el CCR.

  • CCR: es el edificio de color ocre que alberga más de un millón de objetos y es donde los investigadores pueden estudiar, conservar y restaurar valiosas colecciones.
  • J4: es la parte de cubo negro del complejo y alberga una gran colección permanente y, generalmente, exposiciones temporales.
  • Fuerte Saint-Jean: La terraza en la azotea del JV ofrece vistas panorámicas del fuerte y del mar y está conectada a él por una pasarela de 135 metros de longitud. En su interior, hay más de 350.000 objetos, incluyendo artefactos de armas, equipos agrícolas, armaduras y prendas antiguas, además de arte y documentos.


Marsella que visitar

4. Barrio Le Panier

Se trata de la zona más antigua de Marsella, y se remonta al 600 a.C., cuando los griegos se asentaron en estas tierras. Originalmente se llamaba Massala, cuando fue fundado, para eventualmente transformarse en su nombre francés actual y que da nombre a toda la ciudad. Ha sido el centro de inmigración, creando un ambiente multicultural. Las estrechas calles empedradas bordeadas de ventanas coloridas con contraventanas hacen de este lugar un hermoso paseo por la vida cotidiana de los lugareños, y el área está llena de restaurantes y cafés.


Lugares que visitar en Marsella

5. Mercado de Les Halles de la Major

Les Halles de la Major es un excelente mercado con una variedad de establecimientos gastronómicos con vistas al Mediterráneo. Aquí encontrarás casi todas las paletas de sabores y cocinas, principalmente elaboradas con productos locales frescos, queso, pan y pescado. Se encuentra cerca de la Catedral de la Major, de ahí su nombre, entre el distrito de Panier y el distrito de Joliette, que son lugares excelentes para caminar y descubrir la ciudad histórica. En su interior, encontrarás señales con las palabras Patissier, Fromager, Boucher, Primeur, Brasserie, Épicerie Fine, Glacier, entre muchas otras palabras francesas elegantes, que indican comida preparada para llevar, lugares para sentarse y comer, productos frescos, carne, pasteles y helados. Más importante aún, Les Halles de la Major se enorgullece de ser un centro para el mercado gastronómico donde artesanos y productores trabajan juntos para crear productos excepcionales tanto para turistas como para locales. El edificio está lleno de puestos repartidos en dos pisos, pero también puede albergar grandes eventos en su espacio. ¡Si te quedas a comer, te aconsejo pedir el plato del día!


Guía para visitar Marsella

6. Arte callejero de Marsella

El aspecto rudo y a menudo sin pulir de Marsella, no atrae a todos, pero para los aficionados al arte callejero, incluso los más ocasionales, hay mucho que descubrir aquí. Las calles secundarias alrededor de Cours Julien son un territorio principal para redecorar paredes, puertas y persianas de tiendas con creaciones coloridas; realizar un recorrido a pie temático puede ser una forma de descubrir más sobre los artistas detrás de los nombres enigmáticos y asegurarte de tener información actualizada sobre esta galería de arte al aire libre, donde las obras pueden cambiar de una semana a otra.


Guía de Marsella

7. Cathédrale de la Major's

La catedral de Marsella, por supuesto, merece una visita, siendo uno de los edificios más importantes de la ciudad. Con vistas al mar, este lugar es perfecto para fotografías. Su imponente estructura, compuesta por varias torres abovedadas, con la más alta alcanzando una altura de 16 metros, y el uso de piedra caliza verde y blanca, puede recordar a algunos el Duomo de Florencia, pero el interior ha sido decorado en un estilo completamente diferente. Afortunadamente, la catedral también es gratuita para visitar.


Sitios que ver en Marsella

8. Chateau D’If

Marsella es el escenario de la famosa novela "El Conde de Montecristo" escrita por Alejandro Dumas, pero el Chateau d'If no es una ubicación ficticia. Es muy real. Esta prisión insular se encuentra justo frente a la costa de la ciudad. Originalmente construido como una fortaleza, el Chateau d'If fue utilizado posteriormente como prisión para rebeldes políticos. Para llegar, deberás tomar el barco hacia la Isla de If, para luego explorar las celdas de los famosos prisioneros políticos que sufrieron un destino sombrío sin posibilidad de escapar. Sorprendentemente, las celdas del Chateau d'If eran bastante grandes. Y los reclusos de mayor rango pagaban por celdas mejores que eran espaciosas e incluso tenían chimeneas. Los más pobres eran condenados a los calabozos inferiores.

Cómo llegar a Chateau D’If

10€ te conseguirán un asiento en el ferry de 20 minutos hacia la isla. Tendrás que pagar otros 5€ una vez llegues al Chateau d'If para visitar la prisión.


Marsella ¿Qué ver?

9. Parc y Palais du Pharo

El parque incluye el Palais du Pharo, que cuenta con un clásico césped francés y unas vistas costeras impresionantes. Sus 6 hectáreas de terreno ofrecen vistas panorámicas de toda la ciudad, incluyendo las principales atracciones: el Mucem, la basílica de Notre-Dame de la Garde, la Fortaleza de Saint Jean, la iglesia de Saint-Ferréol les Augustins y muchos otros monumentos. Alrededor del palacio se encuentra el Jardin du Prado, que fue encargado por Napoleón Bonaparte. Es un buen sitio para dar un paseo, con algunas zonas sombreadas y un carrusel. También hay opciones para alquilar una bicicleta.


Visitar Marsella, guía de turismo

10. Museo de Bellas Artes (Palais Longchamp)

El majestuoso Palais Longchamp es donde se ubica el Musée des Beaux-Arts de Marsella, el más antiguo de la ciudad. La galería alberga una impresionante colección de obras de artistas italianos y provenzales, y la mayoría de las pinturas y obras de arte datan del siglo XVII hasta la actualidad. Además de las hermosas obras de arte, el palacio tiene un espléndido parque al que acuden los lugareños cuando quieren disfrutar del buen tiempo, ya que es una de las pocas áreas verdes en el centro de Marsella.


Guía

11. Avenida La Canebière

Se trata de la avenida más grande y representa la riqueza que Marsella poseía en el pasado. Los enormes y ornamentados edificios y hoteles elegantes que una vez se alineaban a cada lado de la calle ahora han sido en su mayoría convertidos en restaurantes, tiendas u oficinas, pero aún conservan algo de su anterior grandeza. La avenida se extiende casi 1 kilómetro y va desde el puerto viejo y conduce al animado barrio de Capucin.


Lugares secretos para visitar en Marsella

12. Parque Nacional des Calanques

Esta es la mejor excursión que puedes hacer desde Marsella. Calanques es el único parque nacional en Europa que se encuentra cerca de áreas urbanas, justo al lado de Marsella en ruta hacia Cassis. Tiene unos 520 km cuadrados y ciertamente parece algo sacado de las Islas Griegas. Fue designado parque nacional en 2012 y cuenta con excelentes senderos para caminar y áreas para practicar kayak, así como para explorar los acantilados de caliza y las calas tranquilas. Realiza un paseo en barco para ver la impresionante costa y los pueblos de pescadores ocultos que bordean la orilla.


Lugares para visitar en Marsella

13. Museo del Jabón de Marsella

El Museo del Jabón de Marsella, fundado por Josette y Vittorio Quittard, autores y promotores culturales, es un destino destacado en Marsella que narra la historia del jabón a través de 250 objetos expuestos. Estos incluyen sellos, jabones antiguos, tablas de lavar y otros artefactos, junto con fotografías y anuncios. Los visitantes pueden experimentar el proceso de saponificación en una sala especial y aprender sobre el método de fabricación de jabón específico de Marsella. Al finalizar el recorrido por la fábrica, se ofrece un jabón de 100 gramos de entre 10 aromas distintos, con la opción de personalizarlo por un pequeño coste adicional.


Marsella, que lugares visitar

14. Vieille Charité

Lo que en su momento fue un antiguo asilo (un edificio destinado a ayudar a los pobres), es ahora un museo y centro cultural. Alberga tres niveles con obras de arte, arte callejero y boutiques. Este es un lugar excelente para empaparse de la cultura local y para hacer algunas compras en el mercadillo. Hay muchos bares y cafés, perfectos para observar a la gente. Además, hay dos museos importantes en el complejo: el Museo de Arte de África y el Museo de Arqueología.


Qué ver y hacer en Marsella

15. Parc Borély

Marsella es encantadora y cualquier persona que visite el sur de Francia debería incluirla en su lista de destinos. Está llena de historia, hermosa arquitectura y parques. El Parc Borély es considerado uno de los jardines más notables de todo el país. Fue construido en el siglo XVII y está compuesto por tres jardines diferentes: un jardín inglés, un jardín francés y un hipódromo, conectados por un jardín botánico.


Qué visitar Marsella con mapa

16. La Friche

Lo que antes una fábrica de tabaco, es ahora un vibrante centro cultural e innovador. El espacio alberga organizaciones y artistas, siendo escenario de una amplia gama de eventos artísticos, talleres juveniles y festivales. El complejo ofrece mucho más que los espacios para creativos: incluye 5 salas de conciertos, una guardería, una librería, un restaurante, una extensa terraza en la azotea, amplias áreas de exposición, jardines compartidos, un centro de formación y un estadio deportivo. Abierto todos los días del año, La Friche sirve para una variedad de actividades como exposiciones, entretenimiento, almuerzos y sesiones de capacitación. Además, es conocido por tener excelentes pistas de skate, con numerosos obstáculos para patinadores.


Qué cosas hacer en Marsella

17. Abbaye Saint-Victor

La Abbaye Saint-Victor, cerca del emblemático puerto, es un importante sitio religioso y un hito histórico. Esta iglesia fortificada del siglo V, fundada por el obispo Juan Casiano, es reconocida por su arte primitivo. Alberga reliquias, criptas, sarcófagos y capillas, y lleva el nombre de un mártir del siglo IV. Desde su torre se aprecian vistas espectaculares del Vieux Port y la ciudad. Es un lugar clave para peregrinos y refleja la rica historia religiosa de Marsella.

La Candelaria

Cada año, el 2 de febrero, conocido como el Día de la Candelaria, tiene lugar una procesión religiosa en la abadía.


Guía turismo Marsella

18. La Corniche

La Corniche es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de aire fresco. Este pintoresco paseo de 5 kilómetros (inicia en la Playa de los Catalanes y termina en las Playas del Prado) comenzó a construirse en 1848 como respuesta a la alta tasa de desempleo en la zona, brindando empleo a alrededor de 8.000 personas durante el tiempo que duraron las obras.


Atracciones turísticas Marsella

19. La Cité Radieuse (Ciudad Radiante)

Conocida como "La Ciudad Radiante", es una obra maestra arquitectónica de Le Corbusier construida entre 1947 y 1952. Aunque su exterior de hormigón puede parecer poco impresionante, el interior alberga 337 apartamentos, tiendas, instalaciones deportivas, educativas y sanitarias, e incluso un hotel, distribuidos en 12 plantas. La azotea cuenta con una terraza comunitaria, pista de atletismo y un estanque. A pesar de estar alejada del centro, visitar este edificio es una experiencia destacada si te gusta la arquitectura.


Qué hacer en Marsella

20. Museo de Historia de Marsella

Este enorme museo alberga más de 4.000 piezas en exhibición que cuentan la historia de Marsella a lo largo de sus 2.600 años de historia. Inaugurado en 1983 y renovado en 2013, contiene restos desde la época griega hasta la Edad Media. La exposición se organiza en 13 etapas cronológicas, ofreciendo una visión integral desde la Massalia antigua hasta la Marsella moderna. Su fachada de cristal brinda vistas únicas del Vieux Port. Además, hay una sección interactiva para niños.


Lugares que ver Marsella

21. Playas de Marsella

En Marsella, puedes disfrutar de varias playas, cada una con su propio encanto. Las mejores playas que puedes visitar son:

  • Plage du Prophète (Playa del Profeta): Esta playa es conocida por su ambiente tranquilo y su arena dorada. Es un lugar perfecto para relajarse y disfrutar del sol.
  • Plage des Catalans (Playa de los Catalanes): Esta playa se encuentra cerca del centro de la ciudad y es muy popular entre los locales. Ofrece una hermosa vista de la ciudad y es ideal para nadar.
  • Les Plages du Prado (Las Playas del Prado): Esta zona cuenta con varias playas, incluyendo la Plage de Bonneveine, la Plage de la Vieille Chapelle y la Plage de Borély. Son lugares ideales para practicar deportes acuáticos y tomar el sol.
  • Plage de la Pointe Rouge (Playa de la Punta Roja): Esta playa es conocida por su puerto deportivo y su ambiente animado. Es un lugar estupendo para disfrutar de actividades acuáticas y degustar la comida local en los restaurantes cercanos.

Guía Marsella, que visitar

22. Four des Navettes

Y voy a terminar esta lista de lugares que ver en Marsella con algo sabroso: Four des Navettes, la panadería más antigua de la ciudad. Ubicada cerca de la abadía de San Víctor, es famosa por las navettes, que son unos dulces típicos de Marsella con forma de barca, textura crujiente y sabor a flor de naranjo, simbolizando la relación de la ciudad con el mar. Las opiniones sobre las navettes varían, pero la mejor manera de formar una opinión es probándolas personalmente.